El mundo de los bonos de apuestas y sus diferentes tipos

Las casas de apuestas españolas y de todo el mundo ofrecen diferentes tipos de bonos con los que atraer a nuevos jugadores o, también, fidelizar a los que ya tienen.

Bonos Casas de Apuestas

Dichos bonos se pueden ofrecer en el momento del alta, una vez que se cumpla cierta cantidad de apuestas o en momentos puntuales del año —Navidades, eventos deportivos destacados, cumpleaños, etc.—.

A continuación, te presentaremos los diferentes tipos de bonos de apuestas que te puedes encontrar en el mercado. Con cada una adjuntaremos sus características principales.

Eso sí, lo primero que debes tener en cuenta es que el valor de un bono no depende únicamente de sus números, es decir, del dinero que te ofrece. Hay muchos otros factores a tener en cuenta, uno especialmente importante: la reputación de la casa de apuestas que te lo ofrece.

Bonos de alta o bienvenida

Los bonos de bienvenida se ofrecen en la práctica totalidad de las casas de apuestas online con presencia en el mercado español. Tiene lugar cuando se realiza el alta de una cuenta o el primer depósito y tiene los siguientes rasgos:

  • Suele ser un porcentaje del dinero ingresado en la cuenta, entre un 50% y un 100%. De no ser un porcentaje, será una cantidad pequeña.
  • Suelen tener un máximo de bono de en torno a los 150 o 300 euros.
  • Su objetivo no es solo atraerte como cliente, sino incitarte a que inicies tu andadura en las apuestas con un ingreso más alto.
  • Cuenta con condiciones estrictas acerca de dónde se pueden utilizar y cuántas veces se deben apostar antes de retirar el dinero de la cuenta.

Los bonos de bienvenida se ofrecen en la práctica totalidad de las casas de apuestas online con presencia en el mercado español. Tiene lugar cuando se realiza el alta de una cuenta o el primer depósito y tiene los siguientes rasgos:

  • Suele ser un porcentaje del dinero ingresado en la cuenta, entre un 50% y un 100%. De no ser un porcentaje, será una cantidad pequeña.
  • Suelen tener un máximo de bono de en torno a los 150 o 300 euros.
  • Su objetivo no es solo atraerte como cliente, sino incitarte a que inicies tu andadura en las apuestas con un ingreso más alto.
  • Cuenta con condiciones estrictas acerca de dónde se pueden utilizar y cuántas veces se deben apostar antes de retirar el dinero de la cuenta.

Bonos en efectivo

Los bonos en efectivo suelen ser más pequeños que los de bienvenida, y suelen ser de una cantidad fija de dinero en efectivo. Otras diferencias respecto a los de bienvenida son:

  • Normalmente, ofrecen una mayor libertad al apostador sobre dónde se pueden apostar y dónde no.
  • Son, también, mucho menos habituales y numerosos.

Bonos sin depósito

Bastantes casas de apuestas del mercado español también trabajan con este concepto del bono sin depósito, que consisten en una cantidad de dinero que se ofrece para apostar con el alta, aunque sin necesidad de realizar un depósito.

  • Son más habituales en las épocas con grandes eventos deportivos, como las finales de la NBA, un Mundial de fútbol o la final de la Champions League.
  • Su cantidad es pequeña en comparación con otro tipo de bonos.
  • La gama de eventos en la que se permiten apostar y los requerimientos a la hora de retirarlos son enormes.

Bonos de recarga

Una vez que hayas canjeado tu bono de bienvenida, algunas casas de apuestas te ofrecerán nuevos bonos sobre tus siguientes depósitos, ya sea sobre los siguientes dos, cinco o diez, dependiendo de la propia compañía.

Algunas de sus principales diferencias con los bonos de bienvenida son éstas:

  • El porcentaje de dinero que “devuelven” al cliente en forma de bono es menor que en el de bienvenida y, en ocasiones, va descendiendo de forma gradual de un bono de recarga al siguiente.
  • En ocasiones, dichos bonos de recarga solo se ofrecen coincidiendo con ciertos eventos deportivos de mucha importancia.
  • Los términos y condiciones para canjearlos, eso sí, suelen ser similares a las del bono de bienvenida.

Bonos de apuestas gratuitas

Básicamente, en lo que consiste este tipo de bonos es ofrecerte cierto número de apuestas en las que no arriesgarás tu propio dinero. Suelen ser de los más habituales en el mercado online. Normalmente:

  • Se ofrecen luego de que hayas colocado, al menos, una apuesta en, al menos, un evento deportivo.
  • Son accesibles una vez hayas cumplido con los requerimientos de apuestas previos de cara a los bonos previos.

Bonos matchplay

Los bonos matchplay son diferentes a los bonos en efectivo, ofrecidos dependiendo de cómo se apueste o juegue sobre cierto evento:

  • Los apostadores pueden aplicar para este tipo de bonos una vez hayan cumplido con cierto número de apuestas mínimas y requerimientos de lo más variado, tras lo cual el bono se depositará en la cuenta.
  • Los requerimientos y apuestas mínimas varían enormemente de una casa de apuestas a otra, sin existir una medida estándar para ellos.

Bonos sobre pérdidas

Los bonos sobre pérdidas son, también, un tipo de bono muy común en las casas de apuestas sobre el mercado español. Con ellos, los operadores intentan que los jugadores que sufran grandes pérdidas no abandonen la casa de forma permanente.

Algunos de sus rasgos principales son:

  • Se suelen ofrecer como un porcentaje sobre la pérdida.
  • Cuentan con un riesgo mínimo necesario para reclamar el bono —como exigir apuestas múltiples o cuotas mínimas—.
  • A veces, se crean bonos de pérdidas especiales coincidiendo con grandes eventos deportivos.

Bonos de fidelidad

Los bonos de fidelidad o de fidelización son ofrecidos por las casas de apuestas como recompensa a sus clientes más veteranos, a los que intentan retener. Normalmente, consisten en:

  • Puntos de lealtad que se van ganando según el número de apuestas que se coloquen.
  • Dichos puntos de lealtad se suelen canjear por dinero en efectivo, apuestas gratis u otro tipo de bonos.

Bonos a high rollers

Menos habituales, esos se ofrecen a grandes apostadores o jugadores que pretendan apostar una gran cantidad de dinero en cierto evento.